martes, 10 de enero de 2017

Paradoja


Cuando sin espíritu, el sexo resulta —paradójica maldición— completamente descarnado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada