sábado, 30 de noviembre de 2013

Este artículo no es mío, pero como si lo fuera


Se lo ha escrito Carmen Oteo a su padre. Que mi nombre aparezca, aunque sea de refilón, es un honor muy grande.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada